La alteración de la historia

Tercer documento


Proveniente de febrero de 1942, tenemos la transcripción de un discurso pronunciado el 4 de enero por parte del nuevo Jefe scout, el Sr. Juan Lainé Roiz, -otro Caballero de Colón de Cuarto Grado- que centra la atención en nombrar como iniciador de los Boy Scouts en México a Don Andrés Gómez Oreján, quien en el relato, está rodeado por miembros de Caballeros de Colón residentes en la Ciudad de México –que nunca fueron miembros de Rotarios- además de mezclar la ceremonia efectuada en 1931 por parte de los Scouts Católicos (Asociación de Scouts de México).


“Mientras tanto, esa misma noble idea germinaba en el cerebro y en el corazón de un pequeño grupo de hombres de acción, y debido a su trabajo y entusiasmo, nacía en el puerto de Veracruz el primer grupo de la obra que entonces se llamó Exploradores de México, la cual fue reconocida por la Asociación Internacional de Boy Scouts, entonces con sede en Suiza, el 31 de agosto de 1926.


Formaron parte de esa organización Mr. Robson, don Luis Leal, don Juan Latapí, Lic. Emilio Raz Guzmán y varios otros cuyos nombres no he podido obtener. Principalmente fue el iniciador y alma de esa obra, a la que dedicó durante varios años sus energías, esfuerzos y elementos económicos, don Andrés Gómez Oreján, a quien con toda justicia debemos considerar el Baden-Powell Mexicano.


Hoy se trata de rememorar hechos y fechas y de honrar a los predecesores y fundadores del escultismo en nuestra Patria, me permito tributar un homenaje de gratitud, de respeto, y de estimación, a don Andrés Gómez Oreján, que felizmente nos honra con su presencia, y a sus distinguidos colaboradores”…


”A mediados del año de 1931 se nombró una comisión de Caballeros de la Asamblea del Cuarto Grado formada por el R.P. Javier Escontría, Ing. Edelmiro Traslosheros, Ing. Jorge Núñez, Lic. E. Raz Guzmán y Sres. Francisco Arrieta Vizcaíno y P. C. Clifford. Después de activos trabajos y de unión y entendimiento completo con el elemento fundador, en Primero de noviembre de 1931, y honrados con la presencia del Excmo. Sr. Dn. Pascual Díaz, Arzobispo de México, se efectuó en esta capital el primer acto oficial”


…”Escultismo”, al recoger estas palabras que hacen luz en la historia mexicana de la obra de B-P., publica, como curiosa información, la reproducción del cable original que obra en el archivo del Consejo Nacional, en que se comunicó a la Asociación de Scouts de México su reconocimiento por la Conferencia Internacional que, con la asistencia de treinta y tres naciones, se reunió en Kandersteg, Suiza. [1]



Este documento parecido al anterior, nos refiere del trabajo en conjunto entre miembros de Caballeros de Colón y de Rotary, situación que nunca sucedió ni en tiempo ni lugar, además de jugar con el factor del olvido al referir "otros cuyos nombres no he podido obtener" y mezclar dos historias distintas, ya que en ese momento por la guerra Cristera, la situación era muy tensa, mientras que los clubes rotarios trabajaban arduamente con sus tropas de Exploradores.


En el contexto en el que interviene el Sr. Juan Lainé, para la década de los años cuarenta del siglo XX, durante el periodo presidencial del general Manuel Ávila Camacho (1940 a 1946) y primer presidente revolucionario que declara ser católico practicante, la Iglesia Católica irá recuperando su influencia en muchos sectores sociales, como la educación y dentro del propio gobierno, en donde numerosos grupos de católicos se organizan en partidos y movimientos [2] de forma legal, teniendo un acercamiento –en el caso de los dirigentes de la Asociación de Scouts de México- al gobierno, al generar una relación directa con la señora Ana Soledad Orozco García de Ávila Camacho, esposa del presidente –fanática religiosa- y primera dama de México, al nombrarla presidenta de la Legión Mexicana de la Decencia, establecida por los Caballeros de Colón en 1933 y que desde 1938, se encarga de hacer censura a películas, canciones y textos de la prensa [3] , siendo una de sus acciones más recordadas, el haber ordenado colocar un taparrabos de metal a la obra del escultor Juan Olaguíbel [4], la Diana Cazadora en el Paseo de la Reforma.


Caballeros de Colón tendrá una influencia represiva en muchas de las actividades comunes, pero también sobre el delinear y apropiarse del reconocimiento mundial, esto debido a que en 1933, comienza un proyecto de Federar a todas las organizaciones escultistas en México, a iniciativa de José A. Ramirez, miembro de la Asociación de Exploradores Nacionales -surgidos durante la gestión del presidente Venustiano Carranza en 1918- y ejecutor de los Sectores Juveniles del Partido Nacional Revolucionario.



[1] Lainé Roiz, Juan (febrero de 1942) Una página histórica, Revista “Escultismo”, Órgano oficial del comité central de los Scouts de México, Año VI. No. 68, México, D.F., p. 1.

[2] González Casanova, Pablo (1965) La democracia en México, Ediciones Era, México, p. 23.

[3] De la Torre, Renée, Ramírez Saínz, Juan Manuel y García Ugarte, Marta Eugenia (2005) Los rostros del conservadurismo mexicano, Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social, México, p. 155.

[4] Sefcovich, Sara (1999) La suerte de la consorte, las esposas de los gobernantes de México: Historia de un olvido y relato de un fracaso, Océano Exprés, México, p. 317.

HISTORIA CON RUMBO, LUZ Y CONOCIMIENTO SOBRE LA IGNORANCIA

La información contenida en el presente sitio museoscout.mx es producto de la investigación para el libro
LA FLOR DE LIS: ENTRE VIENTOS Y TORMENTAS, HISTORIA DE LOS SCOUTS EN MÉXICO, ISBN:970-94049-0-3
puede ser de libre uso para ser reproducido en medios masivos, blogs y páginas de internet, siempre y cuando se de el respectivo crédito a los autores,
Ing. Ramón Miguel Ponce Sánchez e Ing. Enrique Zenil Verduzco.
Todos los derechos reservados.